Un busto atractivo en 90 segundos

Por Sol Vilar García, responsable de mundonatural Valencia

La pereza es un argumento habitual con el que a veces justificamos la falta de cuidados de zonas como el pecho. Otras veces no lo hacemos simplemente por falta de conocimiento. Sin embargo, hay maneras naturales, que no nos exigen tiempo, con las que podemos conseguir resultados rápidos y vistosos en esta zona del cuerpo.


Para que el pecho se mantenga terso, firme, saludable y luminoso con el paso del tiempo es importante que le dediquemos todos los días un rato. Y los aceites vegetales son un gran aliado. Estos aceites son muy nutritivos y suavizan y mantienen la epidermis en condiciones ideales para mejorar su elasticidad. El masaje de los senos con estos aceites aumenta la circulación y el flujo sanguíneo y de nutrientes. Para ello es recomendable realizar movimientos circulares y firmes durante al menos un minuto y medio al día (no parece un gran sacrificio, ¿verdad?).

Cada día son más los artículos que hablan sobre los beneficios del consumo de algas de manera oral, pero aún son muy desconocidos los beneficios de estas a nivel tópico, aplicándolas directamente sobre nuestra piel. Las algas ejercen una fuerte protección frente a los radicales libres. Los antioxidantes y las vitaminas E y C que contienen contribuyen a asfixiar moléculas de oxigeno inestables responsables de este daño oxidativo y, por tanto, del envejecimiento de nuestra piel. Estas también tienen la propiedad de desintoxicar la piel, renovando las células mucho más rápido para sanarlas, lo que va a mejorar el aspecto y luminosidad de la piel.

La espirulina es un alga rica en proteínas, vitaminas y minerales ideal para regenerar nuestras células y ayudar a nuestro organismo. De igual manera, tiene un efecto calmante, antiinflamatorio y mejora  la vitalidad de nuestros  vasos sanguíneos y los tejidos eliminado las toxinas y la irritación.

La vitamina A y E son dos de las vitaminas liposolubles que protegen también nuestros pechos de los radicales libres, los cuales pueden retrasar el crecimiento de estos y provocar un aspecto pobre en esta zona de la piel. Las vitaminas A y E también repara tejidos dañados, ya que estimula la producción de colágeno, favorece el crecimiento y la regeneración cutánea. La vitamina E mejora la salud muscular, actúa como antiinflamatorio, y mejora el desarrollo de los pechos, fortalece las paredes de los vasos sanguíneos para dar un aporte de nutrientes correcto a estos tejidos.

La piel del pecho es mucho más delicada que la de la cara y para conservarla en buen estado es conveniente hidratarla cada día con productos naturales que mejoren su calidad y no con productos químicos que pueden aportarnos un aspecto estético rápido, pero a largo plazo van a estropear más la zona tratada.

Como ya hemos indicado, una de las soluciones ideales para lucir de nuevo un escote bonito es dedicar 90 segundos como mínimo diarios para masajear nuestros pechos con aceites nutritivos que tengan los componentes que hemos mencionado. También es importante tener una alimentación variada y rica en nutrientes y antioxidantes, realizar ejercicios diarios para fortalecer esta zona y combinar duchas frío-calor, que son ideales para tonificar.

Bustoplus®, de mundonatural, es una crema a base de aceites naturales especialmente formulada para tonificar, reafirmar, nutrir e hidratar el busto femenino de manera natural. Contiene factor de crecimiento espirulina (FSP) Y, urea y vitaminas A y E, que aportan a la preparación vitaminas y minerales con alto poder antioxidante y reafirmante, además de promover el desarrollo y el crecimiento de los tejidos, entre ellos el muscular. Recomendada para aplicaciones mediante masajes suaves que ayudan en el cuidado estético de las mamas. Nutre, hidrata y aporta suavidad que ayuda a proteger la piel y a regenerar los tejidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *