Cómo evitar una crisis de la temida gota

Por el Dr. Daniel Cuadra, director del Instituto Médico Linneo.

La gota, que es una artritis causada por el incremento de la concentración de ácido úrico, afecta al menos a un 1% de la población; predomina en varones (7/1) y su prevalencia aumenta con la edad, obesidad, ingesta de diuréticos, insuficiencia renal y la menopausia. Clínicamente comprende 4 estadios clínicos: hiperuricemia asintomática, artritis gotosa aguda, gota intercrítica y gota tofácea (depósitos palpables de cristales de urato monosódico) crónica, situación esta última a la que nunca debiera llegarse.

Las cerezas se encuentran entre las frutas eficaces para reducir las concentraciones de ácido úrico y prevenir los episodios de gota.

 

No hay articulación exenta de sufrir gota, si bien son mucho más frecuentemente comprometidas las de los miembros inferiores. Más del 75% de los ataques agudos de gota afectan una articulación de la extremidad inferior, y en mas del 50% está involucrada la primera articulación metatarsofalángica. Ocurre en ambos dedos gordos en el 5%. Otras articulaciones que se suelen afectar son el tarso del pie, el tobillo, el codo, la bolsa prerrotuliana y la rodilla. Estas articulaciones son sitios comunes del ataque debido a una temperatura más baja.

El tratamiento de la gota comprende tres fases: primera, la finalización del ataque agudo; la segunda, la prevención de futuros ataques, y, la tercera, la disminución de los niveles séricos de ácido úrico. El objetivo del tratamiento del ataque agudo de gota es proporcionar alivio sintomático. Los tres tratamientos actualmente disponibles para los ataques de artritis gotosa aguda son antiinflamatorios no esteroideos (AINE), glucocorticoides, y colchicina.

Además, en lo que a medicina natural se refiere, se recomienda reducir aquellos alimentos que contengan grandes cantidades de purinas, ya que estas nos elevan el ácido úrico en sangre y nos podría desencadenar un cuadro agudo de gota. También evitar al máximo la toma de carnes rojas y de caza, casquería, sesos, patés o pescados azules como la sardina, boquerón, arenque, los mariscos y crustáceos. Así como la cerveza, bebidas alcohólicas y zumo de tomate; también las bebidas concentradas de sopas o jugos de cocina y la levadura.

Hay plantas y nutracéuticos que nos ayuda a eliminar el exceso de ácido úrico y a aumentar la diuresis, también aquellas que tienen efecto analgésico y antiinflamatorio:

  • Harpagofito: alivia el dolor articular y disminuye las concentraciones séricas de colesterol y ácido úrico.
  • Cola de caballo: Planta diurética que elimina el acido úrico y depura nuestra sangre de toxinas.
  • El abedul, útil para reducir el ácido úrico del organismo, es diurético y antiinflamatorio de las vías urinarias.
  • Arenaria: Planta extraordinaria diurética y antiinflamatoria de vías urinaria. Elimina ácido úrico y disuelve los cálculos renales.
  • Cerezas: Son eficaces para reducir las concentraciones de ácido úrico y prevenir los episodios de gota. Las cerezas disminuyen la concentración plasmática de urato a las 5 horas e incrementan la excreción urinaria de urato. Las cerezas, las bayas de espino, el arándano y otras bayas de color rojo oscuro o azul son fuentes abundantes de antocianidinas y proantocianidinas. Estos flavonoides impiden la destrucción del colágeno.
  • Enzimas proteolíticas: son potentes antiinflamatorios y alivian de manera efectiva los dolores articulares. Estas enzimas refuerzan nuestra salud ya que son sustancias que bajan la inflamación sin ser agresivas para nuestro organismo.
  • Quercetina: un bioflavonoide que inhibe la xantina oxidasa con un efecto similar al de alopurinol, también inhibe la síntesis y liberación de leucotrienos, la acumulación de neutrófilos y la liberación de enzimas. Se debe consumir junto con las enzimas proteolíticas entre las comidas.

 

Uricacid® es un complemento a base de plantas, Vitamina C y Zinc. Recomendado para disminuir los niveles elevados de ácido úrico en sangre. Ingredientes por dos cápsulas: Extracto seco 4:1 de Cereza (Prunus cerasus L.) 600 mg, Extracto seco 10:1 de Mora (Rubus villosus) 400 mg, Meriva® (Cúrcuma fitosomada y Lecitina de soja) 200 mg, Citrato de potasio 200 mg (72 mg de Potasio), Vitamina C (L-Ascorbato cálcico) 80 mg, Gluconato de zinc 60 mg (7,8 mg de Zinc) y Antiaglomerantes (Estearato de magnesio y Dióxido de silicio).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *