Fibromialgia, la gran desconocida

Por el Dr. Daniel Cuadra, Instituto Médico Linneo.  www.drcuadra.es

 La fibromialgia es la tercera enfermedad reumatológica más frecuente diagnosticada hoy en día, después de la osteoartritis y la artritis reumatoide. Se estima que la padecen el 2,4 % de la población, lo que supone entre 1.200.000 y 1.600.000 personas en España con un ratio mujer hombre de 20/1.

La fibromialgia es una enfermedad causada por una disfunción del sistema nervioso central, donde se presenta un gran aumento de la sensibilidad al dolor sobre todo a nivel local en regiones musculares, tendinosas y articulares, sin que haya aparentemente ningún daño. Hay dos grandes características acompañan a los pacientes que sufren de síndrome de fibromialgia, que son la fatiga intensa y la hipersensibilidad al dolor, si bien hay otros síntomas acompañantes y fluctuantes como alteraciones del sueño, dolor de cabeza, dolor temporomandibular, rigidez muscular, colon irritable, intolerancia a fármacos y sustancias químicas, mareos, síndrome de piernas inquietas, problemas en la concentración y memoria, sequedad de boca y ojos y manos y pies fríos. Esta enfermedad es multisistémica y afecta sobre todo al sistema neurológico

No se sabe con certeza cuál es el origen de esta enfermedad, se piensa que los factores genéticos y ambientales probablemente contribuyen a la aparición de este síndrome. La enfermedad se desencadena cuando una persona con esta predisposición recibe algún tipo de impacto como un accidente de tráfico, la perdida de un ser querido, un accidente de tráfico, una enfermedad infecciosa, intervención quirúrgica, exposición a tóxicos u otros traumas. Dicho desencadenante causa una activación de las neuronas a través de varios procesos de los neurotransmisores y de la actividad neuroquímica, aumentando la Sustancia P (se localiza en el líquido cefalorraquídeo) y una disminución de los niveles de serotonina (sustancia que regula la intensidad del dolor en el cerebro). Todo esto puede justificar que las personas con fibromialgia tengan una hipersensibilidad al dolor en los tejidos sin que haya daño de dichos tejidos.

A mi entender hay dos premisas muy importantes a la hora de aborda la enfermedad por parte de los médicos y demás personal. Me refiero a la empatía, a la que considero la principal herramienta en la comunicación terapéutica, y el abordaje terapéutico multidisciplinar e integrador, ya que, como he dicho antes, es una enfermedad muy compleja y requiere de diferentes terapeutas y de diferentes técnicas sinérgicas para lograr el alivio del paciente.

Como parte del tratamiento destacaría estos puntos a tener en cuenta:

  • Ozonoterapia restablece el funcionamiento inmunológico y el control del dolor con una acción marcada como sustancia natural antiinflamatoria y analgésica.
  • La utilización de plantas medicinales con relajantes musculares y analgésicas para el control de la depresión y ansiedad, como pueden ser la valeriana, hipérico, grifonia, pasiflora.
  • La suplementación combinada de colágeno, sulfato de condroitina y metilsulfonilmetano (MSM) aportarán propiedades analgésicas y antiinflamatorias, reduciendo el edema, la rigidez y el dolor muscular. Facilita la recuperación de las lesiones y alivia los calambres y el dolor muscular.
  • Las enzimas proteolíticas son potentes antiinflamatorios y alivian de manera efectiva los dolores articulares y musculares. Estas enzimas refuerzan la salud y el rendimiento de las proteínas en los tendones y los ligamentos.
  • La combinación de Grifonia, Vitamina b6 y b3 y magnesio como precursores de la serotonina que reducen el cansancio y aportan propiedades analgésicas y antiespasmódica reduciendo la fatiga y el dolor muscular.
  • La coenzima Q10 funciona como un transportador de electrones en la mitocondria, la central energética de todas nuestras células, para producir energía. Además, se trata de un poderoso antioxidante. Mejora los síntomas como cansancio y dolor muscular dando energía y fortaleza a los músculos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *