El ejercicio en combinación con la Q10 mejora las mitocondrias

Por el Dr. Domingo Pérez León, del Instituto Biológico de la Salud. www.institutobiologico.com

El envejecimiento se caracteriza por una reducción progresiva de la masa y la fuerza de los músculos. En las personas sanas, la masa muscular disminuye un 1% al año entre los 20 y los 30 años. Este declive se acelera a partir de los 50 años. Esta reducción acelerada se conoce como sarcopenia, un síndrome geriátrico que se describe como la pérdida tanto de masa muscular como de funcionamiento de los músculos, lo que trae como consecuencia impedimentos físicos y una reducción de la calidad de vida.

Imagen de Daniel Reche desde Pixabay

Se han hecho muchos estudios sobre los mecanismos que conducen a la sarcopenia. Diversos estudios han apuntado al importante papel de las mitocondrias y su influencia en los procesos degenerativos relacionados con el envejecimiento. Por tanto, muchos tratamientos terapéuticos ya se centran en las mitocondrias.

Sobre todo, el estrés oxidativo y la inflamación tienen un papel importante en el fomento del envejecimiento de los músculos esqueléticos, lo que hace que estos pierdan paulatinamente su capacidad para eliminar mitocondrias no funcionales. Esta situación puede afectar aún más a la respiración mitocondrial y aumentar la producción de radicales libres, lo cual puede contribuir al inicio de la sarcopenia.

Investigaciones anteriores indican que la actividad física puede compensar esta deficiencia muscular asociada a la edad, porque estimula la biogénesis mitocondrial. Por contra, otros estudios han demostrado que la actividad física puede agravar el daño oxidativo en los músculos esqueléticos. De ahí que en la ciencia también se estudie si es mejor que la actividad física vaya acompañada de una terapia antioxidante para prevenir los efectos nocivos del ejercicio en las personas mayores. Y la coenzima Q10 es una candidata interesante para la prevención del estrés oxidativo y el refuerzo del funcionamiento muscular.

 En un estudio de la universidad italiana de Camerino se utilizó una variedad concreta de ratones: SAMP8, siglas de Senescence Accelerated Mouse-Prone 8, es decir, ratones con senescencia acelerada. Se trata de un ratón existente en la naturaleza que se caracteriza por un envejecimiento prematuro y un alto grado de estrés oxidativo.

Estos ratones SAMP8 fueron utilizados para investigar si una intervención combinada consistente en ejercicio físico y suplementación con ubiquinol (la forma activa de la Q10) era capaz de mejorar la función mitocondrial y conservar la salud de los músculos esqueléticos a lo largo del envejecimiento. Y resultó que así era. Los resultados del estudio se han publicado en Hindawi Oxidative Medicine and Cellular Longevity.

En esta investigación se utilizaron ratones SAMP8 de cinco meses de edad en una fase presarcopénica, y se les asignó aleatoriamente a uno de cuatro grupos (n=10): un grupo control sin tratamiento, un grupo que hacía ejercicio físico (30 min sobre una cinta de correr con un 5% de pendiente, velocidad de marcha 0,5 km/h), un grupo que recibía ubiquinol (500 mg/kg/día) y un cuarto con combinación de ejercicio y ubiquinol.

Dos meses de ejercicio provocaron, en comparación con el grupo control, un mayor daño mitocondrial en los músculos de los ratones que solo habían hecho ejercicio. Por el contrario, el grupo que había recibido una combinación de ubiquinol y ejercicio tenía los músculos esqueléticos significativamente en mejor estado, conservando la función mitocondrial.

La conclusión que se extrae de esta investigación es que el tratamiento combinado produjo un efecto sinérgico para mejorar la función mitocondrial: así contrarrestó los efectos dañinos de los radicales libres (estrés oxidativo) y mejoró la función mitocondrial en estos ratones SAMP8. Estos resultados sugieren que el ubiquinol puede ser un potente suplemento para las personas mayores, como complemento de un suficiente ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *