Compasión, la clave para una mente feliz

Por Mercedes R. del Castillo, psicóloga clínica.

Una mente feliz es una mente en paz, libre de preocupaciones. Generalmente se piensa que la felicidad es un estado ideal en el que todo va bien y en el que experimentamos una alegría más o menos constante; eso no es real, sencillamente no existe, no es posible que todo vaya bien todo el tiempo, la vida son también contratiempos, problemas y dificultades, aceptar esto es el primer paso para comenzar a cultivar una mente feliz.

Sigue leyendo

Prepara tu mente para una entrevista de trabajo

Por Mercedes R. del Castillo, psicóloga clínica. www.mrcpsicologia.com

El momento de la entrevista de trabajo puede ser de lo más estresante, prácticamente todos pasamos por ahí en algún momento de nuestra vida y podemos recordar perfectamente la tensión que sentimos, la respiración acelerada, la voz temblorosa e incluso el habernos quedado sin saber que decir ante una pregunta.

Sigue leyendo

La importancia de la actitud ante la dificultad

Por Mercedes R. del Castillo, psicóloga clínica. Mindfulness e Inteligencia Emocional

No podemos negar que la vida tiene a veces una cara menos alegre, que todos pasamos por situaciones difíciles y que la pobreza y las guerras coexisten con nosotros. Los problemas son parte de la vida y debemos asumirlos y aceptarlos con naturalidad; cuando hacemos esto, automáticamente pierden esa connotación negativa y pasamos a relacionarnos con ellos de una forma diferente, comenzamos a verlos como “situaciones” o “experiencias” en lugar de como problemas.

Una persona resiliente es aquella que no solamente se repone ante una dificultad y la supera, sino que, además, sale fortalecida de ella; es decir, es capaz de “aprender” de la experiencia y “crecer” personalmente.

Lo que marca la diferencia ante un problema es sin duda el modo en que lo percibo, porque este va a condicionar mi manera de afrontarlo. Si percibo una situación como amenazante y peligrosa, probablemente me quede paralizado y sin recursos para afrontarla; en cambio, si esa misma situación la percibo como una oportunidad para hacer algo diferente, es seguro que mi respuesta va a ser mucho más adaptativa.

Sigue leyendo